lunes, 18 de abril de 2016

Vivimos la alegría de tener Hermanas

Unos de los grandes ideales de Francisco de Asís, fue vivir la fraternidad como don divino, como nos enseñó nuestro Maestro "Jesús" 

Amarnos los unos a los otros, servirnos con alegría, acogiendo a los y las  Hermanas como un regalo de Dios, olvidándonos de nosotras mismas para hacer grande a los demás, para ser Hermanos y Hermanas Menores.  

Este también fue el ideal de nuestra querida fundadora,  la  Madre Caridad Brader:  

quería que las Hermanas tengan mucha caridad con la gente, grandísima caridad con sus Hermanas; 

quería que cada Fraternidad, sea un pedacito de cielo aquí en la tierra y que cada Hermana Franciscana de María Inmaculada sea muy feliz, porque vive invadida del amor de Jesucristo. 

¡Bendito y Alabado seas mi  Señor por toda la creación!
¡Bendito y Alabado seas por la presencia y vida de cada Hermana de la Provincia de "San Francisco de Asís"